Climatizar una piscina cubierta

Climatizar una piscina cubierta

piscinaclimatizadaSi lo que queremos es disfrutar de nuestra piscina durante todo el año, debemos efectuar una correcta climatización de la misma.

Aspectos importantes a tener en cuenta

A) Lo primero en lo que tenemos que pensar es en la elección de la cubierta pues gracias a ella lograremos proteger la piscina del viento, la lluvia y la nieve.

La elección de la cubierta:

  • Debe ofrecer un correcto hermetismo, que además de proteger la piscina de agentes externos mantengan el calor de la radiación solar dentro del recinto, sin fugas de aire caliente.
  • Debe facilitar la entrada de luz solar con el fin de calentar el ambiente creando una especie de efecto invernadero.

Ambos aspectos se traducen en un ahorro en el gasto de energía y por tanto de dinero.

B) En cuanto a la climatización de la piscina debemos prestar atención a detalles tales como las dimensiones de la piscina, su profundidad, la ubicación, la exposición al viento, si es enterrada o está sobre el suelo, si es desbordante o de skimmer, tiene equipamiento extra como cascadas, sistemas de natación contracorriente, jets spa…

En este sentido, es fundamental el asesoramiento de un profesional para realizar un estudio previo. No hacer correctamente este estudio, puede suponer que no elijamos el sistema de climatización correcto para nuestra piscina.

C) En una piscina cubierta no sólo debemos tener en cuenta qué sistema elegir para calentar el agua, también conviene regular la temperatura ambiente y la humedad generada por la evaporación, para evitar cambios térmicos bruscos y que la humedad del ambiente resulte poco confortable, provoque problemas respiratorios o favorezca la aparición de condensaciones, humedades, moho y hongos.

En resumen, lo importante es tener en cuenta el calentamiento de agua, el calentamiento de la temperatura ambiente y la deshumidificación.

Los sistemas más empleados para la climatización de piscinas cubiertas son las bombas de calor, la energía solar, calderas y calentadores eléctricos. Estos sistemas no son excluyentes entre sí, y en ocasiones se dispone de un sistema principal y otro sistema de apoyo.

Para el acondicionamiento de aire podemos emplear deshumidificadores o la bomba de calor encargada de la climatización.

D) Normativa: en España, la vigente normativa RITE prohíbe el uso de energías no renovables para la climatización de piscinas tanto exterior como interior siendo obligatorio el uso de la energía solar que deberá aportar entre el 30% y el 70% de las necesidades térmicas anuales para el calentamiento de la piscina, dependiendo de la zona climática de emplazamiento.

Existen normas de seguridad y calidad que tendremos en cuenta para poder disfrutar de nuestra piscina todo el año sin problemas.

E) En cuanto a los costes, el método por bomba de calor es uno de los más económicos, el coste del equipo varía dependiendo el volumen de agua a climatizar pero su consumo puede oscilar entre los 2 y 4 euros diarios.

El método más económico, es la energía solar. Aunque puede parecer un tanto costoso al principio, al ser una energía renovable la amortización del mismo es prácticamente inmediata.

Es recomendable que valoremos la inversión a medio-largo plazo ya que las diferencias económicas con las que nos podemos encontrar pueden ser muy elevadas.

F) Debemos contar con el asesoramiento y experiencia de un profesional para la climatización de nuestra piscina.