COMO APROVECHAR EL AGUA DE LLUVIA PARA TU PISCINA

COMO APROVECHAR EL AGUA DE LLUVIA PARA TU PISCINA

 

El agua de la lluvia no tiene porque desaprovecharse, sobre todo en las épocas de sequía y crisis económica que estamos viviendo en la actualidad. No podemos  olvidar que no contiene cal, con lo que de hecho es mejor que la potable para regar las plantas y otros usos generales de limpieza.

Los sistemas de purificación del agua que se usan actualmente en las piscinas permiten que se pueda usar sin problemas el  agua de la lluvia en ellas. Además, no hay que olvidar que diversos estudios científicos han demostrado que esta agua es tan higiénica como la potable en ciertas tareas. De hecho, se ha demostrado que no hay diferencias higiénicas entre  limpiar la casa con agua potable o con agua de lluvia.

La única condición para usar el agua de lluvia como la potable es emplear un sistema con todas las garantías técnicas avanzadas, como los Skywater. De todos modos, es importante tener en cuenta que en un depósito lleno de agua de lluvia, hay mil veces menos gérmenes que en un trapo de cocina usado de manera normal.

Los expertos calculan que el agua de lluvia nos puede hacer ahorrar la mitad de nuestra factura de agua potable. Y la verdad es que  se pueden recoger muchos litros de agua en el tejado. Para hacerse una idea, se puede multiplicar los metros cuadrados de tejado (o de superficie de recogida adecuada) por los litros de precipitación anual media de la zona. De esta manera, se consigue un cálculo aproximado de la cantidad de litros de agua que se pueden recoger en una casa.

La importancia del agua en nuestra sociedad es clave hoy en día, especialmente de la potable, y de la que podamos recoger de la lluvia. Hay que valorar que 1 de cada 8 personas, actualmente, solo tiene acceso a agua sucia, que causa  más muertes cada año que cualquier forma de violencia o guerra, especialmente entre los más vulnerables: niños y ancianos. Desaprovechar la que recogen los depósitos pluviales puede ser una verdadera inconsciencia en un mundo donde el agua es uno de los bienes más escasos.

 

Fuente: piscina.com